Amantes del ciclismo conectados

Tenemos 1148 invitados conectado(s)

Más noticias de Colombia y el Mundo
back_separt 

Image NO colgar medallas ni títulos anticipados

El titulo de esta columna debería ser un “mandamiento” del deporte, sobre todo en nuestro país donde histórica y endémicamente somos tan proclives a asignar -en todos los deportes- medallas de oro y títulos, llevados por la euforia del momento, por un logro esperado o inesperado, por una clasificación a instancias más altas, colocando además al deportista o al equipo de turno con la OBLIGACION y el TIENE que ser campeón mundial u olímpico, o de la Copa América o del torneo a donde llegó .

Y Traigo el tema a colación, a raíz del brillante título mundial que acaba de obtener    -además de una medalla de bronce- la gran bicicrosista colombiana Mariana Pajón. Título que es el producto de un proceso de varios años, de una planificación adecuada, de un apoyo constante y decidido, de una determinación a toda prueba, como tiene que ser.

Pero a raíz de esa victoria, ya se escuchan voces colgando la MEDALLA DE ORO en la olimpiada LONDRES 2012 en el pecho de  nuestra gran campeona, lo que no deja de ser la repetición de tantos otros títulos y medallas que hemos asignado  a nuestros deportistas, por parte de  dirigentes y periodistas principalmente y por ende, los aficionados o mas precisamente “el pueblo” que tanto invocamos y que es precisamente el que luego se lleva las decepciones ante lo que no ocurre y que se le había prometido.

Lo prudente en el caso Mariana Pajón – y tengo la certeza de que ella, su entrenador y su entorno lo saben-, es asumir con toda la madurez y naturalidad el título mundial que acaba de ganar y seguir con la máxima confianza,  seguridad, optimismo y dedicación hacia otro gran objetivo que está en Londres a la Vuelta de un año y que es ni más ni menos la disputa de una medalla o de un puesto de honor en los próximos Juegos Olímpicos.

Ya son muchos los casos de equipos y deportistas a los que les hemos puesto medallas de campeones mundiales u olímpicos antes de salir de Colombia o aquí mismo  (Cochise Rodríguez en México 68, Bernardo Tobar en Barcelona 92, Mundial de Futbol USA 94, Las Superpoderosas de Alemania 2010, Leonardo Páez en Beijing 2008, por solo mencionar unos cuantos de una larga lista) para regresar con más pena que gloria precisamente por olvidar que los rivales a enfrentar también se preparan tanto o más que nuestros equipos y deportistas, cuentan con los mismos o mas recursos técnicos, económicos y humanos, viajan con los mismos sueños e ilusiones y también se han trazado los mismos objetivos.

Si la Selección Colombia TIENE que ganar el mundial sub-20 entonces los demás no debieron haber venido a competir en Colombia. Si le decimos a Mariana Pajón que YA ES CAMPEONA OLIMPICA en LONDRES entonces sus rivales no deberían viajar o saber que lo harán por el segundo y tercer lugar en el podio. Son tantos los elementos que hacen parte de un titulo mundial, olímpico o internacional – y también nacional – que hay que considerarlos todos y la sola falta de uno de  ellos se traduce en la derrota o en la pérdida del tan anhelado título o medalla.

Lo peligroso de asignar títulos y medallas de oro anticipadamente es que luego no sirve  y no se valora el ser segundo, tercero, o finalista. Más peligroso resulta caer en el derrotismo absoluto como en el triunfalismo extremo porque los dos son viciosos. Lo mejor ante esta clase de situaciones es la mesura y la prudencia, la confianza y la seguridad que se generan cuando los procesos se cumplen adecuadamente,  la preparación es la ideal, el apoyo es el necesario, cuando las cifras y resultados avalan el equipo o el deportista para enfrentar una competencia de nivel olímpico o mundial  en posesión de todos los componentes necesarios para luchar de igual a igual con los mejores y tener tantas opciones como ellos.

Por todo lo anterior y muchas cosas más, es que en el caso que me ocupa (Mariana Pajón), lo mejor que le pudo suceder hasta ahora es ser CAMPEONA MUNDIAL pero lo que no debe sucederle es que ya le colguemos  la MEDALLA DE ORO de Londres 2012 sin haber siquiera llegado a la capital inglesa, (estuvo a punto de no ir al mundial por violenta caída entrenando 2 días antes del viaje), sin haber corrido las eliminatorias, sin haber llegado a la final. Eso sí, todos sin excepción sabemos que va por el buen camino y que este título mundial es una base enorme en cuanto a seguridad, confianza, determinación, experiencia y  un paso más en la búsqueda de hacer realidad el sueño de todo deportista pero no podemos olvidar que son cientos y hasta miles en el mundo los que sueñan como Mariana Pajón.


blog comments powered by Disqus